Amuebladas en gran parte con elementos de reutilización del antíguo equipo del inmueble, tales como cajones típicos de la cultura siciliana del periodo y armarios sacados de antíguos postigos de madera. El elemento típico de los cuartos de baño es el recubrimiento multicolor de azulejos decorados a mano. Desde unos de los miradores se goza de una vista espléndida sobre el mar, mientras otros se asoman sobre un típico palacio barroco o bien sobre patios pequeños sino particulares.

Nuestras habitaciones dobles pueden resultar algo pequeñas, ya que a fin de preservar el encanto y la atmósfera del pasado, se conservaron el estilo y los ambientes originales del antiguo edificio. Por lo tanto, sugerimos a quienes deban realizar reservas por una estadía prolongada o cuenten con mucho equipaje y necesiten un espacio amplio, que elijan una habitación Junior Suite. 

Además de todas las comodidades  inevitables, cada habitación tiene la conexión wifi gratuita.

Reservar Otras habitaciones